Una vez al mes, siempre en miércoles, Chuck Berry (83) sube al escenario en el club Blueberry Hill en St. Louis.

Es una tradición que el gran “Johnny B. Great” empezó en 1996, con una impresionante suma de 168 meses y contando.

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

Durante su residencia en el Blueberry Hill, Berry sólo se perdió un mes, y el hecho de que puedas ver al trabajador más duro de la música y al más duro de los rockeros (octogenario) una vez cada 30 días en St. Louis hace de él una de las 40 razones para amar la música que publica la Rolling Stone USA.

Berry responde a cada pedido de la audiencia de clásicos como “Maybellene” y “Johnny B. Goode.”

You need to a flashplayer enabled browser to view this YouTube video

Nunca pensé que viviría tanto,” Berry le dijo a Rolling Stone, “Ahora mi motivación es llegar cerca del 2020,”

El reporte indica que Berry muestra la energía de un hombre de 40 años, llenando a la pequeña multitud con un arsenal de éxitos entre los que se encuentran “Rock & Roll Music,” “Reelin’ & Rockin'” y su novel Número 1 “My Ding-a-Ling.”

Veo todas esas cámaras apuntándome en ‘My Ding-a-Ling,’ ” bromeó Berry con la multitud, una ocurrencia común durante uno de esos shows. El puede olvidarse alguna que otra letra, pero la edad no afectó su habilidad parar hacer llorar a su guitarra.

Fuente: Rolling Stone

Deja un comentario

Post Navigation