Que hubo bandas que supieron paladear el repentino suceso, tenemos a montones en la historia de nuestro rock.

LA SOBRECARGA JALOU BOB

Sin embargo, pocas de ellas estaban destinadas a lo más alto del Olimpo y, sin embargo, se quedaron a mitad de camino, con uno o dos discos editados.  

La Sobrecarga es un buen ejemplo de estas bandas.
En la primavera pre y post-democrática, se hablaba mucho de tres grupos: Virus, Soda Stereo y La Sobrecarga. Éstos últimos, venidos de Trenque Lauquen en 1983 comenzaron a hacer el circuito de pubs con interesante suceso. Cuenta la leyenda urbana que a pedido del dueño del pub “Celedonio” (que se creía George Martin) incorporaron en la banda a Gamexane, desplazando al guitarrista original. Así fue como grabaron su primer disco en 1986 (su hit fue “Viajando hacia el Este”), y fueron teloneros de “The Cure” en 1987. La vida sonreía para La Sobrecarga, mujeres, excesos y mucho dark. En ese mismo 1987 grabaron su segundo y último álbum, “Mentirse y creérse”, con el mismo quinteto original: Cesar Dominici, Guillermo Robles, Gamexane, y Gustavo Collado. Luego vendría, muchos años despues, el infaltable “Grandes Éxitos”. Eran “La” banda Dark, pero el Dark se terminó y en 1988 Gamexane se fue a “Todos tus Muertos” y Collado a “Divididos”.  Con Gamexane ya de gira intentaron volver con  “Cenizas del Tiempo”, pero ya no era lo mismo.
Toco y me voy.  

Deja un comentario

Post Navigation